"Buscamos soluciones que permitan dar efectividad al proceso de protección de la fruta y huertos"

El Dr. César San Martín, académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica destaca por sus múltiples trabajos, métodos e investigaciones en termografía infrarroja, sensores ópticos, procesado digital de señales e imágenes, los cuales han significado un aporte importante para a la agricultura. En esta oportunidad nos presenta su investigación publicada en la revista Infrared Physics and Technology de Elservier Ed.

Su trabajo presenta un "Método para medir la difusividad térmica de las muestras esféricas utilizando termografía infrarroja activa". Un método innovador que permite deducir un modelo analítico para obtener la distribución espacial y temporal de la temperatura en las muestras esféricas, el cual se obtiene a partir de la teoría clásica de la con ducción de calor o la ecuación de difusión de calor 3D. Con el fin de analizar el comportamiento del modelo, mediante la técnica de termografia infrarroja activa se utiliza para controlar la distribución de temperatura espacial y temporal. Tres muestras esfé ricas se calientan por la radiación infrarroja, lo que aumenta su temperatura, la evolución temporal de la temperatura se registra y el modelo se ajusta a los datos por el ajuste del parámetro de difusividad. 

 

TERMOGRAFIA INFRARROJA ACTIVA

La termografía infrarroja es una técnica que permite visualizar y medir a distancia las radiaciones de materiales debidas a efectos térmicos. La termografía se puede aplicar en cualquier situación donde un problema puede ser visto mediante la diferencia o la evolución de temperaturas. En la inspección térmica, los objetos bajo inspección pueden ser clasificados como activos o pasivos. En la evaluación de tales especímenes, la sincronización y control temporal de la inspección son críticos pues podría alcanzarse el equilibrio térmico sin que las anormalidades lleguen a mostrarse. Igualmente hay que tener la precaución de evitar producir daños por estrés térmico en las piezas durante la excitación externa.


Esta técnica requiere de una fuente de radiación, una cámara infrarroja y un sistema de captura de datos, mediante el procesado de imágenes obtenidas en el rango infrarrojo térmico, se estudia el comportamiento d e los cultivos.

EXPECTATIVAS

“El objetivo de tener la difusividad es que puede correlacionarse con alguna variable superficial como por ejemplo, la cantidad de antioxidantes de la piel de la fruta, como también otras condiciones o variables que puedan indicar alguna condición de la fruta, inclusive extender las mediciones a ser realizadas en huerto”, explica San Martín. La principal innovación es que se tiene un método no destructivo, no invasivo y sin contacto, que significa que la fruta queda intacta, la potencialidad es que puede aplicarse directamente en huertos.